El mes de noviembre siempre es complicado para mí. En Argentina noviembre es época de finales. Además, mis amigos quieren quedar todo el tiempo porque ya en diciembre se van y, como si fuera poco, este año tengo dos viajes programados. Por fortuna, dejo de tener que ir al colegio una semana antes de que termine el mes, por lo que tengo algo de tiempo para compensar lo que no pueda escribir a fin de mes, pero no el suficiente. Entonces, ¿que este sea el primer año que escribo NaNoWriMo es una locura o una oportunidad? Estoy segura de que los dos próximos años no voy a poder llevar NaNoWriMo, porque paso a polimodal y la cosa se complica bastante. Ni siquiera creo tener tiempo de escribir tanto como lo hago ahora en el año en sí de la pesada carga horaria que voy a llevar más lo que voy a tener que estudiar para mantener las notas. Por eso sé que es este año o dentro de tres, y estando relativamente desocupada creo que es una buena oportunidad.

El 2018 va a ser todo un año de redescubrimiento para mí, así que quiero dejar una marca asentada de lo que puedo hacer para que mi yo del futuro esté obligada a mejorarla. Además, sé que si me lo pongo como rutina voy a poder mantenerla hasta febrero del 2018, lo que sería un logro.

Es por eso que sí, este año decidí hacer NaNoWriMo. ¿Alguien más que vaya a participar?