Suelo sentarme y mirar a la nada, pensando en c贸mo fue que terminamos de esta forma. Lo analizo todo; tus gestos, tus palabras y tu comportamiento, mis gestos, mis palabras y mi comportamiento. En mi mente, revivo los escenarios una y otra vez con la esperanza de encontrar alg煤n error.
Pero, en vez de encontrar errores, me encuentro con la amarga sorpresa de que una sonrisa adorna mi rostro mientras im谩genes de nuestros mejores momentos juntos cobran vida en mi cabeza. Todos esos peque帽os momentos que fuimos construyendo con el paso de los a帽os y que una vez que hicieron sonre铆r de absoluta felicidad, hoy me hacen sonre铆r con tristeza y a帽oranza.
El asunto en s铆, es triste. Mi inocencia lleg贸 al punto de creer que siempre estar铆amos juntos y mi coraz贸n simplemente se rompi贸 cuando esto termin贸.
Te llevaste una gran parte de m铆, pero lo peor es que una gran parte de ti vive en m铆 y me ha hecho la persona que soy ahora. Cuanto me gustar铆a repetir todos nuestros encuentros y aprovecharlos.
De haber sabido que todo esto pasar铆a, cr茅eme, cari帽o, que habr铆a hecho mil y un cosas distintas. Te habr铆a besado m谩s, te habr铆a abrazado m谩s...
Pero ahora no hay nada qu茅 hacer. Tan s贸lo mantener la esperanza de que estos sentimientos, junto a tu presente recuerdo, se desvanezcan pronto para seguir escribiendo cap铆tulos en mi historia, y no quedarme estancada en uno.