Algún día tu y yo chocaremos,
ya sea por arte del destino o
por casualidad. Y el mundo
no podra con tanto.