*Si alguien quiere ser mi discípulo, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz cada día y me siga.* Lucas 9:23
Estas dos simples palabras han retumbado en mi vida de una forma increíble, es cómo si Dios me lo estuviera recordando a cada momento.
Y creo que lo hace con justa razón pues suelo ser muy olvidadiza y necia, realmente agradezco su enorme paciencia.

Cómo puedes ver, éste versículo es únicamente para los que quieran ser discípulos de Jesús, los que lo quieran verdaderamente. Un discípulo es un seguidor, alguien que está al tanto de lo que dice la persona a la que sigue.

Ahora vamos a una parte que es un tanto complicada: Negarte a ti mismo... "¡Vaya! Pero que cosa más difícil nos has pedido Jesús, yo aquí me rindo."
Ciertamente es algo difícil porque esto implica abandonar nuestros intereses egoístas y eso no suena a algo que harías con gran entusiasmo. El simple hecho de olvidarte de hacer lo que quieras es una enorme lucha interna.
"Que nadie busque sus propios intereses sino los del prójimo. 1 Corintios 10:24" Éste versículo no es muy popular, pero es muy necesario en nuestras vidas, deja lo tuyo y ve por los demás.
"El que es generoso prospera; el que reanima será reanimado. Proverbios 11:25" Dios es bueno y sus mandamientos vienen con promesas, nuestra promesa es que seremos discípulos de Jesús, seguimos su ejemplo y cuando estemos en momentos difíciles recibiremos ayuda y consuelo.

¡Ya casi acabamos! Tomar tu cruz, quizá creíste que la cruz es una carga que debes llevar toda tu vida, pero no es así. La verdad es que en los tiempos de Jesús llevar la cruz significaba nada mas y nada menos que la muerte, y la muerte mas dolorosa y humillante. "¿Estamos diciendo que la cruz no es símbolo de amor, perdón y gracia?". En realidad no, la cruz para los creyentes en la actualidad es símbolo de todo eso pero cuando Jesús dijo esto la cruz no tenía otro significado mas que la muerte.
Entonces, tomar tu cruz significa estar dispuesto a morir con el fin de seguir a Jesús. ¡Es una entrega completa!

Sígame, si lees el capitulo completo, versículos después (Lucas 9: 57-62.Te recomiendo que lo leas) se habla de tres personas que querían seguir a Jesús, pero cuando Jesús les dijo que dejaran sus intereses, tristemente los tres se rindieron porque no estaban dispuestos a hacerlo.
Jesús me sorprende, porque no les da el mensaje evangelista que todos quisiéramos escuchar, Jesús los confronta. "¿Aceptas seguir a Jesús?¿Seguro? esto te costará la pérdida de amigos, de familia, estarías renunciando a sueños, posesiones, ¡INCLUSO A TU VIDA!"
Me siento feliz de decir que haría todo eso por Jesús, me emociono en las promesas de Dios y en este momento en Mateo 16:25 "Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará".

Que fácil es seguir a Jesús cuando la vida es color de rosa, pero cuando somos probados, cuando al seguir a Jesús vamos a perder algo, es en esos momento cuando podemos ver si verdaderamente somos discípulos de Jesús.

Frase del día:

"El discipulado exige sacrificio, y Jesús jamás ocultó ese costo.*