Cuando la ira se apodera de ti
No crees en nadie, ni en mi
Lanzas todo y te alejas
Como si de un desperfecto se tratará
Como si fuera un objeto dañado
El cual no te sirve
Y huyes