anteriormente: Espéranos abajo Nash ya vamos- le digo y me sonríe.

Bajamos por las ramas de un árbol y nos encontramos con Nash.- Nash, tenemos que buscar un lugar donde quedarnos, por lo menos esta noche.- dice Hayes, bostezando.

- chicos, será mejor que no hablen tan alto,- digo en un susurro, haciendo señas para que se voltearan a ver los caminantes en la calle, los dos se voltean.

- oh, mierda, son muchos no podremos ir por allá.- dice Hayes en susurro.

- entonces vamos a la otra dirección.- susurra Nash.

Caminamos como 2 horas, esquivando algunos de los infectados para ahorrar balas. Hasta que logramos encontrar una casa con portones reforzados, entramos y la casa está en orden.

- wow, por lo visto los caminantes no entraron aquí,- dice Hayes sorprendido. Nash se dirige hacia la cocina y abre la nevera, esta tiene bastantes alimentos.

- nos quedaremos aquí por ahora, Hayes quédate aquí abajo con _____, cierra bien el portón y la puerta de entrada, iré a ver que hay arriba.-dice Nash cerrando la puerta de la nevera y dirigiéndose a las escaleras.

- yo voy contigo Nash.- digo yendo atrás suyo, él se voltea, me mira- bueno, Hayes quédate aquí.-dice Hayes hace lo que le pidió y yo subo con él.

La planta de arriba tiene un pasillo con 5 puertas, 3 a la derecha, que parecen ser dormitorios y 2 a la izquierda, que son baños.

Nash inspecciona los baños y yo las habitaciones, entre a la primera habitación, es muy linda, estaba todo bien ordenado.

no había nada raro, así que salí y me metí en la segunda habitación, que por cierto también estaba bien ordenada como la anterior, nada más que esta era del color azul.

Tampoco tenía nada sospechoso, así que fui a la tercer habitación, abrí la puerta y esta era la de un bebe, las paredes violetas y con estrellitas y mariposas, una cuna y muchos peluches

hay unos cuadros que decía "Emily", con fotos de una beba muy hermosa. Como tampoco tenía nada raro, iba a salir del cuarto, pero me detuve al escuchar un llanto de un bebe.

¿Un llanto de un bebe?, pensé al oír que lloraba, provenía del armario, camine hacia este y la abrí. Era la beba de las fotos estaba en un canasto, tiene unos hermosos ojitos celestes, un moño rosa en la cabeza, un pequeño vestido blanco, al parecer tenía como 1 año, es hermosa.

Era la beba de las fotos estaba en un canasto, tiene unos hermosos ojitos celestes, un moño rosa en la cabeza, un pequeño vestido blanco, al parecer tenía como 1 año, es hermosa

no aguante más y llame a Nash para que la viera.-¡¡Nash, ven rápido!!,- grite, Nash vino corriendo pensando que me lastime o algo.

-_____, ¿estás bien?,- pregunto, yo estaba de espalda así que no la pudo ver, me voltee y vio a la pequeña, cuando la vio me sonrió.

- Hola pequeña, que hermosa eres,- dice Nash a la pequeña, la beba le sonríe.

- Estaba en el armario, estaba a punto de irme y la escuche llorar, al parecer se llama Emily, por esos cuadros que están en la mesita.-le digo mostrándole con la mirada los cuadros.

- pobrecita, ¿Cómo pudieron dejarla aquí sola?. Déjame cargarla,- dice Nash yo se la doy y el la carga,- es hermosa. Vamos tal vez haya leche para alimentarla.-dice y salimos de la habitación.