Me doy cuenta.
Puedo notar que a tus ojos soy una bestia que pronuncia con demasiado ímpetu sus convicciones.
Una mujer que no vivió lo suficiente como para hacer tantas declaraciones de lo que quiere hacer con sus días.
Aquella que pone en duda tu masculinidad.
Noto que la timidez y la cordura que te envuelven en tormentoso ciclón, se encuentran incómodas con mi salvaje positivismo.
Porque no siempre que te hablo me miras, escondes tus pupilas de mi estado en perpetua observación.
Pero amado mío, la vida es tan mera que hace falta un poco menos de cobardía para poder transitarla de forma venturosa.
¿Qué más nos resta que coleccionar memorias de tiempos valientes e inconscientes de juventud?
¿Qué otra cosa esperamos de esta brevedad que no sea una buen baile y un gran amor?

http://www.instagram.com/juli.benedetto

Hago arte con palabras y con pintura