Si un hombre quiere estar, va a estar, así de fácil, sin tantos enredos, sin mentiras, sin peros, sin excusas, cuando un hombre se derrite por ti, claro que le va a dar miedo, pero lo enfrenta, porque no va a arriesgarse a perderte, no seas la persona que justifica todo, no necesitas a alguien que no quiera a estar junto a ti, que te menosprecie y menos que no te quiera.

Mereces a un hombre que se derrita por ti, que sepa lo que tiene enfrente. No existe hombre asustado o confuso, los hombres se dividen en dos categorías, los que te quieren, y los que no.

(No es escrito por mi)
-AM