De ser la típica chica que se preocupaba por sus estudios, pase a ser la chica que le valía mierda si iba o no a la escuela. Antes quería estar en un grupo de amigas, ahora solo quiero estar sola, todo cambió y no con los años, sino con los daños. Me rompí tantas veces que ya aprendí a como repararme sin la ayuda de nadie, y eso es algo desgastante.