Bueno, supongo que el titulo es un poco poético, pero se me ocurrió al pensar en todas esas dudas que tenemos cuando desconfiamos de nuestra pareja o del amor que sentimos hacia otra persona, yo ahora mismo estoy en una relación, espero que esto no sea tomado como un estereotipo al ser mujer y pensar tanto. Cuando estoy con mi pareja a veces siento que una burbuja sucia escapa por mi oreja al dudar de él, al pensar "¿Realmente me será fiel?", "¿Será esta la persona correcta?", "¿Realmente me ama tanto como yo a él?", "¿Me verá como algo pasajero o algo a futuro de verdad?","¿Y si encuentra a alguien mejor?". Son tantas dudas que llenan esas burbujas, ¿por qué las llamo sucias?, porque nos hacen pensar en cosas innecesarias, disfrutemos de nuestra juventud, de la magia que nos ofrece ese viaje de sentimientos, esa montaña rusa que va arriba y abajo, nos da vueltas y nos llena en estómago de mariposas y la mente de desorden. Hay que dejar pasar todo como si te dejaras llevar por una corriente de un río, porque no sabes si habrá un final mañana o dejarás de sentirlo algún día por ser victima de esa bestia llama "Rutina" o "Aburrimiento", por eso lucha contra eso, porque no hay nada más lindo de luchar por una relación siempre y cuando si exista algo llamado "reciproco" en cuanto al amor que se tienen.

Lo siento por la cursileria, pero tenía que escribir sobre estas dudas que le quitan color y llena de gris la mente.