Todos odiamos algo de nosotros mismos, por ejemplo, yo odio mis piernas son muy grandes para mi gusto. Pero, ¿qué haríamos sin esa parte que no nos gusta? Una vez un profesor me dio ese ejemplo, me preguntó qué parte no me gustaba de mi cuerpo y luego me preguntó si prefería tener estas piernas a no tener, obviamente le dije que eso era muy extremo pero después me puse a pensar y es cierto. Hay personas que no tienen esas partes del cuerpo que no nos gustan (a menos que sea la nariz o boca, porque sería raro ¿no?), a lo que voy es que tenemos que agradecer como somos, lo que tenemos y amarnos.
Si no te gusta un kilito de más, okey ve y haz ejercicio, no vayas por el camino fácil, lo intente y es horrible no hace bien. Ve por el camino sano aunque sea el más largo, no importa porque tu salud es lo primero. AGRADECE Y AMATE. Eres bello como eres, no lo olvides. Se bueno, servicial y cuidate sanamente porque eres hermoso!
Cada día párate al frente del espejo, no le tengas miedo y dile "no te tengo miedo porque soy hermoso/a"
ERES HERMOSO.
Cam.