En definitiva soltería, ¿por qué? Simplemente porque puedo concentrar todo el amor que tengo hacia mí misma, sin miedo a salir lastimada.

Aunque ciertamente tiene sus pro y contras, pero como soy muy optimista, me fío más de los pro. Y no quiero decir que el estar en una relación implique menos amor hacia uno mismo, es más, tu pareja debería de ayudar que eso se fortalezca, no opaque.

Si la relación que llevas te opaca, no es sana; a la basura, no sirve, es pérdida de tiempo y, de nuevo, no es sano. Si la persona te ama, entenderá todos los detalles que te hacen tú, de lo contrario, merece una patada en el entrecejo.

Ámate primeramente a ti para luego amar a alguien más. Tú vales más que cualquier otra cosa en el mundo, no te pierdas.