Déjate abrazar un poquito México.
Sé que estás asustado, que tienes miedo de cerrar los ojos esta noche.
Estas no han sido las mejores semanas para ti en todo sentido.
Sé que sientes incertidumbre e impotencia, que eres casa de un pueblo herido el día de hoy.
Pero déjame abrazarte un poquito, déjame consolar tu corazón.
Porque eres tierra de hombres luchadores, de solidarios, porque eres casa de los valientes, de los chingones, de los que no se rajan.
México: eres casa de la gente que se la juega por lo desconocido y que se crece ante el dolor, gente que no tiene miedo de salir de su casa a echarle la mano a otros.
No tengas miedo por que saldremos adelante, juntos, así como salimos adelante del terremoto de hace 32 años, de los huracanes, de los gobiernos corruptos, de las enfermedades.
No tengas miedo México porque hiciste un pueblo donde en momentos de sufrimiento el vulnerable se vuelve familia.
No te miento.