Hola, sé que estás pasando por uno de los momentos más difíciles como país, sé que fuiste fuerte durante mucho tiempo y sé que nos dabas señales de que necesitábamos cuidarte pero no hicimos caso.
En tan sólo unos días han pasado catástrofes dejando daños muy fuertes en todos los aspectos. Un sismo de los más fuertes, registrado el día 7 de Septiembre y tan sólo unos días después, 12 para ser exactos, se registra el segundo. Justo el mismo día que el sismo de 1985.

Pero no quiero seguir mencionandote cosas tristes, esta carta te la escribo para decirte que hoy más que nunca:
¡CANTA Y NO LLORES MI MÉXICO!
Ese sismo no contaba con ese corazón tan grande y esa fuerza que tenemos los mexicanos, que pueden llegar muchísimos problemas pero los mexicanos tenemos algo especial y es que no nos rendimos ante nada y que los problemas sólo nos hacen más fuertes.
Que personas de todo el mundo, si escuchaste bien, todo el mundo te están apoyando. ¿Sabes que han llegado rescatistas de diferentes partes del mundo? ¿Sabes que incluso hay unos pequeños amigos caninos ayudándote a recuperarte?

Toda tu gente anda en las calles ayudando a quien más lo necesite, ayudando a sus hermanos, han rescatado muchas personas juntos, trabajando en equipo y aquí se demuestra una vez más, lo chingones que somos los mexicanos. Nos pueden decir tantas cosas pero en estos momentos demostramos que de la unión se hace la fuerza y que los mexicanos tenemos ambas y muchas cualidades más para hacerte salir adelante mi México querido.

Mi México hermoso, tú eres fuerte, tú has salido de muchas y te aseguramos que saldrás de esta. Hoy vi millones de héroes en las calles y no llevaban una capa, llevaban ese corazón tan grande con los colores verde, blanco y rojo y ese deseo de siempre ayudar a los demás. ¡Resiste México! Todo pasará, la fé es más grande que el miedo recuérdalo siempre. Recuerda que en tu himno dice: "Un soldado en cada hijo te dió." Tienes soldados luchando por la vida de otros soldados, soldados que no se rinden ante nada.

Mi México te prometemos que seguiremos apoyándote hasta volver a verte con ese ánimo y con esa alegría que sólo los mexicanos tenemos.
Sé fuerte, sé ese México que todo el mundo conoce y te prometemos que juntos, como hermanos mexicanos saldremos de esta.

¡Te amo mi México lindo y querido! Y te lo recuerdo, saldremos de esta.