¿Te ha pasado que te cansas de todo un poco? �Y no, no me refiero a ese cansancio físico que deja una larga jornada laboral, ni ese cansancio del trafico, ni de esas noticias que invaden tu televisor. Hablo de ese cansancio del alma, ese que inunda en lo más profundo de tu corazón, ese que te hace rodar una lagrima cuando estas a sola en la cama, ese que te hace sentir completamente sola/solo/vacío sin ganas de intentarlo una vez más.
-🌳🍃🍂