Hace 32 años la Cuidad de México sufrió un temblor de 8.1 y hoy esa historia se vuelve a repetir, es momento en que todo nuestro pueblo mexicano sea solidario. Hay muchas personas que no tienen noticias de sus familiares.

Tienen que pasar todo esto para que nos demos cuenta de que estamos haciendo algo mal, la naturaleza nos pide a gritos PAZ

Hoy México debe estar más unido que nunca