Nuestra historia fue algo que yo me inventé, si es cierto, este "amor" fue sólo mío, si es cierto, pero cuando estaba con él no sólo veía que me excitaba a morir, más bien vi una puerta al mundo que yo nunca me había atrevido a conocer, me sentí grande en ese momento, no fue sólo excites, yo sentía algo más y quizás fue solo mi imaginación o el mismo temple, no se. Pero cuando yo lo veía no eran sólo ganas, así lo sentí yo, nadie sabe lo que sentí en ese momento, sólo yo, yo vi cosas, yo sentí cosas que nunca lo había hecho. Nunca tuve el atrevimiento de experimentar antes porque era sumisa, retraída y muy miedosa, y cuando experimente eso fue como: maldición al fin estoy aquí, estoy en la cima, estoy en este punto de mi vida y tantas veces que me lo imaginé y al fin está pasándome, me imaginé queriendo a alguien y siendo querida por alguien, me imaginé tantas veces siendo correspondida y en aquél momento todo lo que yo me imaginé estaba pasando.

Y tengo el don o quizás la desgracia de ver la belleza en todo, de ver amor en todo, y yo sentía que él escondía algo que quizás yo podía ver, algo que yo podía descubrir, y tenía toda la confianza del mundo por eso nunca me alejé, le tuve fe a lo que yo veía, a lo que yo sentía. Mi amor no fue correspondido, sólo fueron momentos, de extrema felicidad para alguien como yo, alguien que no ha experimentado lo suficiente cuando de amor se trata.

Hace mucho que dejé de estar en las fantasías, yo sé lo que es el mundo real, yo sé que hay maldad, se que hay malas intenciones, sé que hay gente hipócrita y gente que usa a otra gente para fines específicos.
Pero le tengo tanta fe a la gente que siento que ellos pueden sacar lo mejor de ellos así como yo lo hago. Siento que la gente es como es por lo que ha vivido, por lo que ha sentido, por lo que ha llorado, por lo que ha extrañado. Y viví creyendo que nuestras inocencias eran arrebatadas con la primera borrachera, teniendo sexo por primera vez o besando a alguien, cuando en realidad nuestras inocencias son arrebatadas con decepciones, fracasos, malas experiencias y por eso casi todos se crean un escudo y le muestran al mundo lo que no son.

Cuando lo vi a él pensé lo mismo y me propuse a ver que había ahí adentro, no me quedé con él por la excites,por la lujuría, no me quedé por las agarradas de culo ni por los besos, me quedé porque le tenía fe a ese hombre que no conozco y que nunca voy a conocer, no porque no quiera sino porque ya di lo que tenia que dar y juro que intenté de muchas maneras que él mostrara su otra cara pero he fallado y me he cansado.

La gente lo verá como masoquismo, yo lo veo como fe. Fe a algo y a alguien que amo.

Y quizás el hombre que yo me imaginé que él era no existe, pero en realidad creo que si, creo que detrás de esa mierda hay alguien que se esconde en el orgullo, en el mal comportamiento y en la mala fama, y ese alguien esta esperando a que lo encuentren.

Quizás no sea yo quien saque lo mejor de él, quizás es otra chica, quizás sea la chica con la que ahora está o puede que ella sea una más. No sé.

Sólo sé que quizás a él también le arrebataron su inocencia, y se escondió para luego mostrar eso que vemos que es pura mierda con patas.

Me acuerdo de las veces que quería que él fuera mi primera vez, sentía que me podía desnudar con él, sentía que no sólo me iba a quitar la ropa sino que también podía desnudar mi alma, yo creí que teniendo sexo con él quizás él sacaría otra lado de él porque leí por ahí que cuando las personas tiene coito no son ellos mismos, sino que ellos dan a conocer un lado sentimental que no muchos tienen la dicha de conocer fuera de la cama, no se que tan verdadero sea eso pero no se, cuando pensaba en él y yo estando en la misma cama, bajo la misma sábana, desnudos, no lo veía como sexo quizás porque yo si lo quería.

Y le creí las veces que me dijo que me amaba, yo vi como me miraba, yo vi como me tocaba, vi como era cuando los demás no estaban, solamente eramos él y yo. Cuando me dijo que tenía miedo de hacerme daño se lo creí pero con ese miedo me terminó de joder a mi. Yo también tenía miedo, él había tenido un pasado bastante fuerte con las mujeres, besaba a quien fuera, tocaba a quien fuera, tenía muchas mujeres y tenía miedo de ser una más de ellas, aún así llena de miedo yo me atreví a quererlo.

Cuando me dijo que me extrañaba yo se lo creí y es irónico pensar en eso ahora, porque el siempre vino a mi cuando nadie más quería estar con él, él sabía que yo lo quería, él sabía que yo lo adoraba y que quería ayudarlo a sentirse mejor en todos los aspectos pero cuando estaba bien con la gente yo no existía.

y no lo estoy justificando, las cosas que me hizo no tienen justificación, él no tiene remedio y quizás yo tampoco pero así me siento con respecto a él.
No lo considero mi amor porque me llevó al mundo del éxtasis y la lujuria, sino por lo que yo vi y lo que yo sentí el día que estuvimos solos y pude apreciar ese brillo en sus ojos.

Lo que yo vi nadie va a verlo, no de la forma en la que yo lo vi. Y nadie va a sentirlo como yo lo hice.