Érase una vez una chica
que no podia dejar de pensar en ti
y se imaginaba cada noche
pintando mundos contigo.

Y ella era una tonta,
si,
porque no veía
todo lo que yo veo ahora.

Y se imaginaba
mundos de papel e ilusiones;
donde tu la abrazabas todas las noches,
donde nada los derrumbaba.

Ella era una tonta,
si.

Cuando aterrizó ya era muy tarde,
cayó de frente al suelo.
Bajó desde nubes y estrellas
directo al ordinario mundo terrenal.

Y se dejó de imaginar contigo,
ya no veía mundos construidos a base de nada,
dejó de imaginar brazos a su alrededor.
Y así sin más,
cayó desde lo alto
y todo se vino de golpe.

Si,
fui una completa tonta
creyendo en mundos donde tu mirabas
mas allá de ella.
Yo llegué después
obvio nunca iba a ser la escritora de nuestro poema.
Siempre te deseé como personaje
y sólo no me di cuenta
que ya lo eras de alguien más

Había una chica
que era una completa tonta.
Ella soñaba con mundos de papel e ilusiones
Y lo siente por molestarte,
por creer en ti.
No te preocupes,
ya se marcha,
supongo que esta es su despedida,
aunque ya no sepa
más que decir.

Pic from: @validatease.