Aprendi tanto contigo, madure tanto, descubri que valgo mas de lo que creo, que debo sonreír y seguir adelante, que cuando una persona se va, es por algo, que las segundas oportunidades se dan una vez y que puedo amarte y odiarte al mismo tiempo.
Me recordaste que debo disfrutar de los pequeños placeres, me ayudaste a construir muros haciendome mas fuerte, que podía llegar a ser todo lo que quisiera…
Y gracias por eso, gracias por todo cielo.❤😌