El llego derrepente a organizar mi desorden a mostrarme que el amor no era lo que yo estaba viviendo. Antes de el estaba atada a un amor que me maltrataba que yo creía era infinito y real. Antes de el no hubiera tenido el coraje de tirar todo al vació y seguir con mi vida, antes de el no imaginaba ser tan reservaba en mis sentimientos. El llego a mi vida una noche de marzo cuando creía estar enamorada de alguien mas, el ya estaba en mi vida pero yo no lo veía, poco a poco se fue acercando hasta que me confundió, me mostró lo que siempre desee tener. El con sus ojos azules y sus besos dulces me enloqueció me hizo confundirme hasta llegar a no saber que siento por el. Antes de el hubiera rogado muchas veces por un amor. Ahora que el paso por mi vida espero el amor, lo espero a el a sus palabras bonitas y sus mensajes sin sentido a su sonrisa de mayo y sus caricias de junio. El que jamas pensé que se fijaría en mi se ha convertido en lo que me hace mas feliz, con el que quiero vivir un amor sin fin. Pero el al que tanto he añorado tiene otro camino trazado. El fue y sera eso que siempre quise pero nunca se hará realidad.