Hay mañanas como la de ese día en que algunas personas se salen de su rango normal, y pierden la estación de transmisión que han llevado todo el tiempo, y entonces el resto parece más lento, menos vivos y fuera de su comprensión.

girl girl

Las jornadas comenzaban así, intentando dormirse su mente no la dejaría pegar ojo, la oscuridad no sería suficiente, aun cerrando los ojos y cubriéndolos con protectores, las luces no se detendrían, los estallidos de luz estarían ahí, en todos lados. La gotera del departamento del 2 piso atravesaría las paredes y ahí estaría —todo en su cabeza— y cuando todo fuera demasiado, se dormiría.

Y la verdad es que a veces solo no podía evitarlo, la energía que no la dejaba dormir por las noches a la mañana seguiría ahí, y sería imposible evitar que se escapara de sus poros.

girl, hair, and beautiful image

Sus manos temblarían y sus ojos no dejarían de brillar en destellos casi al borde de la locura, solo en el borde porque no podía evitar que su mente rugiera tan vorazmente que su boca no pudiera seguirle el ritmo y sus palabras se tropezaran en borbotones alegres y disparejos, y la batería que se quemaba como el corazón de una estrella en pleno nacimiento no la dejaría en paz.

Y entonces al llegar la tarde —enfrentada a un papel en blanco— sus manos no se detendrían, ese día no podría escribir porque sus dedos demasiado vivaces romperían los lapices y la hoja, en cambio tomaría el pincel, lo untaría en la pintura, y el lienzo se cubriría de estrellas y galaxias, porque de esa forma se sentía.

space, galaxy, and stars image

No un pequeño capullo floreciendo, pero si una supernova explotando en millones de piezas, consumiéndolo todo.

— Ignacia

Gracias por leer.
#personalproject #ignacia #personal #project

@Ignacia147