Se que lo has oído una o dos veces pero lo diré una vez más da. Da de tu tiempo, da esos juguetes con los que nunca más volviste a jugar, da de tu conocimiento, da una sonrisa, da esos pantalones que aunque amas nunca mas los volviste a usar, da amor.
Da, simplemente, porque dar es recibir