El viaje se hacia interminable: mar y cielo, cielo y mar, hoy como ayer y mañana como hoy, siempre, eternamente.

Edmondo De Amicis