Hay muchas personas que huyen del amor como si este fuera la lepra, y no entiendo como es que se pueden cerrar a un sentimiento tan hermoso.

El amor hay algunas ocasiones que duele, por supuesto, pero también te hace sentir fuera de este mundo.

Si te cierras a este, ¿cómo vas a saber lo que se siente?

Algunos dirán, yo ya lo viví y no es tan genial como dicen, y te haré una pregunta:

¿Estabas seguro de que era amor?

No lo evitemos y le hagamos cara de asco, ¿cómo sabes que no te gusta algo si nunca lo has probado?

Dejemos de correr fuera del alcance del amor y dejemos que nos envuelve en sus brazos.

Dejemos que el amor florezca en nuestro corazón.