El rechazo es habitual en mi vida, no importa de donde venga, amigos, desconocidos... el asunto es que ya debería haberme acostumbrado a que no se preocupen por mi, pero aquí esta lo gracioso, no importa cuantas veces me basureen o no se interesen, yo siempre daré lo mejor, siempre estaré para quien lo necesite, por que cada quien entrega lo que tiene.