Piensas que las cosas mejoraron, que tú estas mejor, pero entonces un día todo vuelve a suceder. Tienes este cansancio por todo tu cuerpo, te duele hasta respirar, comienzas a pensar cosas malas de nuevo, te vuelves a caer en ese maldito agujero y nadie puede ayudarte por que a nadie le importa.