A pesar de que ha pasado ya cierto tiempo desde que nos conocimos, aún no olvido la forma que tus ojos me miraron esa primera vez.
Recuerdo todo con tanta precisión; recuerdo la fuerza con la que latía mi corazón al dudar si te parecería agradable o no... Sin embargo eso fue tan solo el comienzo de todo.
Tantas veces me preguntaron por ti, siempre que alguien me veía me preguntaba si ya te había superado, por supuesto mi respuesta siempre era si.
inclusive llegue al punto de creerme esa respuesta hasta que un día llegaste a la puerta de mi casa. Y aún teniéndote en frente te lo negué a ti.
Pero la verdad es que nunca te olvide, y que aún te quiero más y más.
Ojala y te pasara lo mismo, supongo que la mala suerte es solo mía.