Tu tienes nombre
El cual despierta en mi una inquietud
Me has atravesado la piel tantas veces
Y las heridas aun siguen frescas
Rebosando de sangre caliente
Con furia y odio
Te tengo presente casi siempre
Esperando el momento de lanzarte al vació
O regresarte al lugar de donde viniste