Y ojalá dejara de doler,
te amé todo lo que pude,
te amé y te sigo amando,
y ojalá te dieras cuenta de que a pesar de todo,
tu sonrisa me ilumina el día.

Y todo es eso, un simple quizás.