Amo a mis padres, aunque a veces tambien me molestan mucho y eso me hace sentir que no los quiero (en el momento, luego todo pasa), pero ellos me dan tanta libertad, no esa de la que cualquier adolescente quiere disfrutar en estos tiempos, claro si me dejan salir, siempre y cuando sepan donde estoy y con quien, en parte se debe a que confian en mi. Pero yo disfruto mas la otra, si les digo cualquier idea loca que tengo en la cabeza ellos estan ahi para darme los mejores consejos, para ayudarme a materializarla mientras este a su alcance, para dejarme sola cuando quiero sentirme grande e independiente,y eso se siente tan bien y es tan genial, es hermoso saber que me enseñan como es el mundo, como funcionan las cosas. Amo ver sus rostros y escuchar su voz emocionada cuando me daran un consejo o me enseñaran a realizar algo, amo esa fuerza que tienen para dejarme ir sola a la calle a defenderme con cosas para las que quizas ahora sea algo pronto pero para las que mas adelante no podran estar, es bonito verlos cuando llego a casa y se sienten orgullosos porque lo logre, es bonito escuchar que estuvieron preocupados todas esas horas y mucho mas reconfortante cuando algo no me sale bien y estan alli para darme animos y ayudarme a intentarlo de nuevo,amo la paciencia que me tienen ambos para repetirme siempre lo mismo, para soportarme cuando los saco de quicio. Los amo con una fuerza tan grande, que seria imposible medirla.