¿No te a pasado que estas en ese preciso momento en el que nada ni nadie te importa?
Es como si todo lo el entusiasmo se hubiera esfumado, como si el fuego te hubiera consumido totalmente y solo quedan unas pequeñas cenizas que se esfumaran con la primera brisa. Ya nada importa en lo absoluto y aparece algo o alguien que te da una razón para soportar un poco mas, tu sabes que esa esperanza no es eterna pero la tomas porque ya no te queda absolutamente nada que perder, de todas formas un intento de seguir adelante no lo cambiara todo ¿o si?

http://data.whicdn.com/images/244948671/large.jpg http://data.whicdn.com/images/255067443/superthumb.jpg

Si bien ese algo no es la mayor razón para seguir porque honestamente hay muchas para irse, pero esa diminuta razón es brillante, como si fuera una luciérnaga.
http://data.whicdn.com/images/278007955/superthumb.webp

Esa luciérnaga con su mirada llena de alegría te contagia, hasta piensas que todo puede cambiar, y cuando menos lo esperas ya haz vuelto a sonreír sin siquiera notarlo, esa luciérnaga con su pequeña luz logro cambiarte de una manera que nunca esperaste.

Al final te das cuenta de que esas cenizas no se perdieron, que siempre estuvieron allí, listas para volver a ser lo que fueron, una llamarada intensa llena de ganas de vivir, esa esperanza que creías extinta en tu interior.
http://data.whicdn.com/images/255267105/superthumb.webp