Dicen, que las mujeres somos hermosas rosas, pero, que cada vez que pasamos por el corazón de un hombre o estamos con ellos... Se nos cae un pétalo.

Entonces...

Soy un simple tallo, al cual solo le quedan sus espinas., ya nadie me querrá. Por el simple hecho de que no me quedan pétalos, no me queda aroma...

Ya mi escencia de rosa no está.

Pero, lo que nadie nota, es que cada una de las espinas que yacen de mi tallo, es una experiencia. Sí, me han dañado y usado infinidades de veces, pero...

Sé, sé que en algún lugar del mundo existe alguien que sabrá valorar una a una mis espinas., sabrá quererme a pesar de no ser una rosa completa.

Sé que estas allí, tal vez a mil kilómetros de mi, o tomando un café mañanero. Pero tal vez...

Estés buscandome