Me pregunto si habrá alguien en quien puedas confiar, alguien que guarde tus secretos mejor que un banco al dinero, mejor que una caja fuerte al dinero, mejor que un abogado. En estos últimos años me he dado cuenta de que no se puede confiar en nadie, incluso aquella persona que juró guardar mis secretos, aquella persona que juró nunca traicionar, incluso si ya no somos amigos, me ha faltado. Habrá una persona que escuche tus quejas, tus secretos, tus planes y tus maldades, los atesore y los guarde como un cofre al oro de un pirata, pues no, me he dado cuenta de que la mayoría de personas, le gusta hablar de otras, se sientes mejor hablando de los secretos de otras o humillándolas, hablando mal de otras para sentirse mejor, para asegurarse de que ellos no son peores,y me pregunto, ¿acaso son felices haciendo eso?, ¿no sientes culpa a contar algo que en su día una persona te lo confío más que nada?, poco a poco me he dado cuenta de que la amistad es aún más difícil que el amor, incluso más difícil que muchas cosas hoy en día.

Y tú, ¿sabes un secreto?.