Creo que llegó ese momento que tal vez intenté posponer con todas mis fuerzas sabiendo bien que era inevitable.

El hecho que tú te estés alejando mientras otros llegan a mi vida, no es solo coincidencia. Tú vas por otro camino diferente al mío, atesoraré los recuerdos que tenemos juntos, y me costará mucho entender que son todos los que vamos a tener.
Pero yo no puedo seguir jalando si tú lo que quieres es soltar la cuerda y no es para nada malo. No importa cuantas veces me digas que me quieres en tu vida, cuando no es de la manera que yo quiero y tus acciones me demuestran algo muy diferente.

Intenté seguir ahí, porque pensé que lo valías. Pero un día solo dejé de esperar. No quería escuchar más ese "me haces falta".
Entonces, estoy aquí diciéndole adiós a algo que nunca fue mío y que tal vez fue más sueño que otra cosa, pero, al fin y al cabo algo fue.