Tanto amor que te di y tanto desprecio que recibí.
Tantos besos que alucine y tantas las oportunidades que rechaze.
Tantas las veces que te soñé y tantas veces que rogué poder olvidarte.
Y así la vida me apuñalo,pero no la culpo ni te culpo a ti,solo que el destino lo quizo así.
Tantas gotas de lluvia salieron de mis ojos nublados que no me di cuenta de que eras feliz,incluso sin mi,eres tan diferente a mi y lo se.