Lo mucho que extrañaré a ese chico en el Barça sera poco de decir. Extrañaré sus goles y sus sonrisas; sus abrazos y la mágica dupla que hacia con Messi.
Extrañaré a la MSN, el mejor trío del futbol.
Extrañaré a ese lindo brasileño con la camisa azulgrana.