De los que no se encelan, de los que no gritan, de los que no dañan, de los buenos, de los malos, de los libres y de los de a 2x1. Se venden amores en rebaja, así como si no importara mucho, como si fuera cosa diaria, como una legumbre, como un trago, como cosa descartable.

En la esquina que viene, en la casa del vecino, en la oficina del jefe, en el coche del nuevo amigo, en todos lados y a todas horas.

Algunos etiquetados, algunos sin nombre, algunos disfrazados y ocultos... De amigos, de compañeros, confundidos, perdidos, anhelantes.

Se venden, se venden, a 2x1, con 50% de descuento, algunos hasta gratis.
Lleve el primero y le regalamos el segundo y si quiere casera, un tercero para las noches de pelea o solitarias.

También los compramos, eso sí, no queremos su corazón, ese se lo puede quedar para usted, no nos lo de que no sirve, no entra en el mercado, no se venden bien. Ni con descuento ni como bono.

Lo compramos a buen precio, pagamos con ilusión, eso sí, si no da la talla, solo se rembolsa con decepción y dolor. A veces con lágrimas y bajas de peso, si no gana ilusiones por lo menos consegirá una mejor figura.

Venga, anímese. No es broma, es rentable. El negocio está duro, la gente ya no quiere amor, no de los reales, estos les salen más prácticos. Dicen que no hay diferencia, que no la notan, las imitaciones siempre se venden bien.

Venga, anímese.
Le regalamos un beso como cortesía.
Si promete mucho, hasta con un "te quiero" le podemos pagar.

- Sh -