Un corazón roto duele, y duele demasiado, pero cuando esto ocurra lo primero que debes de pensar no es "¿Porque a mi?" o "¿Qué hice yo? ¿Cuanto durara esto?".
Un corazón roto son ciclos y distintas etapas que solo tu y nadie más puede acelerar o aplazar...y créeme, es lo mejor que te puede pasar que te rompan el corazón.
La primera vez que me rompieron el corazón sentí que mi mundo se caía a pedazos, había dado todo y no había recibido NADA más que miseria.
La segunda vez intente hacer todo lo contrario que la primera, intente ser la fuerte y ahora si mostrarle interés al chico...resulto todo una mierda de nuevo...
La tercera vez, pues, paso más de 1 año para que hubiera una tercera, mientras este año pasaba yo veía a mis amigas sufrir continuamente, mes,tras mes, tras mes porque las dejaban o algo les sucedía, siempre acudían a mi y pedían consejos, yo gustosa se los daba...pero no podía dejar de pensar... ¿para que sufren tanto? porque yo siempre sabia que es lo que podrían hacer para mejorar su situación, hasta que un día me puse a analizarlo todo...
¿porque yo ya no sufría? la respuesta...ya me habían roto suficiente el corazón.
Cada que te rompan el corazón recuerda que de una u otra forma necesitas que suceda repetidas veces...aunque creas que no vas a querer volver a amar...créeme, lo haces, pero recoges de cada corazón roto lo mejor que queda, las lecciones, tus errores, tus inseguridades las tomas y las transformas...créanme, un corazón roto es lo mejor que les puede pasar porque te hace crecer, creer y volver a vivir de una mejor manera.