Lo peor que puede pasar es enamorarse de la persona adecuada en el momento incorrecto.