No te frustres, la desesperación no te permite ver las cosas con claridad. Afronta los problemas con paciencia, a veces las respuestas aparecen en el momento y el lugar menos esperados.