Y por fin lo entendí.
Alguien que se quiere ir, se va, sin hacer ruido.
Alguien que no se quiere ir, se despide.*