Las piedras parpadean
Y lo que te hace bajar la cabeza
Es un rasguño en el tiempo
Con sus luces ordenadas
Doradas y púrpura de ocaso
Infectan cielos, inundan pieles