Necesito un boleto de autobús, una hoja de papel y un bolígrafo en mano, un atardecer de abril, una botella de vino y unos cuantos cigarrillos, un puñado de besos tuyos, un amanecer en tus labios y una esperanza de un poco de ganas tuyas por volver a verte en mis brazos.