Aprendiendo la diferencia, la que nos hace ser o no ser, la que nos hace pertenecer o no, la que excluye sin pensar y piensa sin sentir, la que apaga todas las luces que quedan por prender y ya no iluminan. Nos empeñamos en ser diferentes porque nos da miedo ser iguales.