–Recuerdo querer florecer con los pétalos, que el viento me arrastrase por un viaje de la misma forma. Solía creer que la libertad la conseguía estando solo,sin un cariño compañero –

–pero siempre sabias cambiarlo todo.
Y me encantaban tus formas de cambiar, recordabas la mejor primavera,
aspirante de sueños lejanos –Existe la libertad, con solo dejarte querer –