Estoy aquí donde nadie puede encontrarme,
entre la oscuridad de mi ser, y la felicidad del mundo exterior.
Soy una reclusa.
He perdido la libertad de ser yo. De amar. De crear.

Aquí entre agonías pienso, y digo: «Tiempo perdido »