...y fue entonces cuando comprendió que sin amor, todos los besos saben a lo mismo.