¡Bum!
Ese sonido retumbo por las paredes de la casa de la chica...
Ella abrió los ojos con el ceño fruncido, se sentó en la mitad de la cama y observo su puerta, esa aterradora oscuridad detrás de ella, perturbaría a cualquier persona... pero no a ella, su sueño era más importante.

—Neh.… igual me voy a morir, y si muero que sea durmiendo –Se volvió a recostar en su cama cubriendo todo su cuerpo con sábanas para no escuchar más sonidos molestos.

Y en la cocina una figura se movía con rapidez hacia el cuarto de la chica, se paró frente a la puerta y.… lanzo un grito de desesperación e impotencia.

La chica se levantó y abrió la puerta.
Y observo a esa criatura de la oscuridad... aquella causante del fuerte sonido que la había despertado por primera vez.

Esa criatura era... su gato.

—「Iza」