los adultos dicen ver la realidad, el mundo real. Pero yo creo que en verdad, solo ven aquello a lo que se aferran por miedo; sin abrir la mente ni los ojos, sin dejar volar su alma.