Las malas relaciones cambian a las buenas personas.*